Crema de Raíz de Apio con Aceite de Albahaca

Crema de Raíz de Apio con Aceite de Albahaca

¿Conoces la raíz de apio? es una bola irregular que se pela y se corta a cubos. Tiene sabor a apio, pero al ser una raíz la concentración de minerales es mayor que en el tallo.

Prueba esta crema sedosa y aromática, y combínala con el aceite de albahaca, ¡te va a encantar!

Puedes probar la receta como te la describo, y después ir familiarizándote con este puré al sabor de la raíz de apio. Intenta usarla incorporándola como, por ejemplo, a tus estofados de verduras, arroces y un largo etc.

En otras palabras, que además de su intenso sabor, esta raíz es remineralizante, diurética y sienta de maravilla.

Crema de Raíz de Apio

Raciones:4     Dificultad: Muy Fácil     Tiempo: 20 Min.

Ingredientes

  • 600 GR RAIZ DE APIO (2 PIEZAS)
  • 1 CEBOLLA ROJA
  • 1 PUERRO
  • 1 DIENTE DE AJO
  • 4 VASOS DE CALDO DE VERDURAS
  • 2 CUCHARADAS DE MISO BLANCO
  • 1 CUCHARADITA DE VINAGRE DE UMEBOSHI
  • PARA EL ACEITE DE ALBAHACA
  • 200 ML DE ACEITE DE OLIVA
  • 2 MANOJOS DE ALBAHACA FRESCA

Elaboración

  1. Para empezar, pica en trozos grandes la cebolla, el puerro y el ajo. En una cazuela mediana, pon un chorrito de aceite de oliva y sofríe las verduras con un poco de sal y pimienta, hasta que queden translucidas. Si ves que te va quedando muy seco, le puedes añadir un poco del caldo de verduras, para hidratar la preparación.
  2. A continuación, pela y corta la raíz de apio en cubos más bien grandes y añádelos al resto de las verduritas. Pasados cinco minutos, vierte el caldo de verduras hasta cubrir las verduritas salteadas. Deja que hierva todo y baja el fuego. Se tienen que cocinar a fuego lento. Cuando todas las verduras estén blanditas, pasa el túrmix y bate todo. Es mejor quitar algo de caldo antes de batir, e ir añadiendo luego poco a poco, para que no te quede una preparación demasiado líquida.
  3. Para acabar, diluye las dos cucharadas de miso blanco con un poco de agua en un vaso y añádelo a la crema. Vuelve a batir.
  4. Por último, un truco interesante para que la crema no quede demasiado dulce es echarle un poco de vinagre de umeboshi, pero tiene que ser muy poco, para que no quede demasiado ácida
0