Trucos para Cuidar tu Salud Mientras estás de Viaje

Trucos para Cuidar tu Salud Mientras estás de Viaje

Claves para Alimentarnos Bien cuando Estemos Fuera de Casa

Cómo podemos alimentarnos bien si tenemos que viajar?

Aunque nos parezca difícil tener unos buenos hábitos durante las vacaciones, podemos tener en cuenta ciertos aspectos de nuestra alimentación para no pasarnos demasiado y poder volver a casa con nuestra salud a raya.

Estamos en verano, pasamos días fuera de casa, y aunque estemos disfrutando de las vacaciones, podemos cuidar de nuestra alimentación teniendo en cuenta ciertos trucos.

Y no sólo durante el verano, cuando viajamos fuera, ya sea por ocio o por trabajo, nos es difícil seguir las pautas para no resentirnos de lo que ya padecemos o molestias que son habituales cuando nos salimos de la rutina diaria: estreñimiento, malas digestiones, ganar peso…

Asociamos una alimentación saludable con una rutina previsible, por lo que la idea de salir de viaje choca con la intención de cuidarnos si por alguna causa tenemos que pasar unos días fuera de casa. Pero viajar y tener una dieta saludable no está reñido y aquí tienes algunas claves básicas para poder hacerlo:

Controla el Estreñimiento

Es un malestar que se manifiesta cuando modificamos dieta y horarios. A menudo, comemos menos fibra y comida más procesada, lo cual afecta al tránsito intestinal. En tu “botiquín de viaje” puedes llevar de casa algún suplemento que te venga bien para volver a la normalidad. Por ejemplo:

  • Physillium: puedes llevarte de viaje un paquete de esta fibra soluble que puedes añadir una cucharada a cereales del desayuno, sopas…actúa como un gel sin ser nada agresivo para el intestino. Hoy en día es fácil encontrar paquetes de physillium en los herbolarios.
  • Semillas de lino: puedes dejar a remojo una cucharada de semillas de lino por las mañanas, junto con una ciruela pasa y medio vasito de agua, y tomarlo por la noche masticando bien las semillas que habrán soltado el mucílago. Es un excelente laxante, suave y para nada irritante.
  • Ciruelas umeboshi: antes de cada comida, puedes masticar un cuarto de ciruela para activar los jugos del estómago. Tus digestiones serán mucho mejores, y, por tanto, te será más fácil ir al baño.
  • Aloe vera: el gel que contiene dentro de cada una de sus hojas, suaviza la mucosa intestinal, pero además de eso nos previene contra parásitos porque es antibacteriana. Puedes comprar pulpa de Aloe Vera orgánica y llevarla contigo de viaje.
  • Infusiones de Boldo: esta planta protectora del hígado, de sabor amargo, puede ayudarnos mucho cuando estamos de viaje. Llevar unos sobres de infusión puede sernos muy útil, tanto para facilitarnos las digestiones como a la hora de ir al baño.

Mantén una Rutina en tus Horarios

El cambio de horarios y rutinas afecta también al hambre y la ansiedad con la que nos sentamos a la mesa. Por ello, es muy importante mantener nuestra rutina horaria en la medida de lo posible e intentar no saltarnos ninguna de las comidas o, por el contrario, comer muchísimo más de lo que haríamos si estuviéramos en casa, sobre todo de noche.

Disfruta Comiendo,  Controlando la Cantidad y Calidad de lo que comes.

El buffet de un hotel puede ser el peor enemigo de una alimentación ordenada. Ya simplemente a la hora del desayuno, llegar y poder elegir entre muchas más opciones de las que estamos acostumbrados en casa, puede hacer que comamos mucha cantidad y no precisamente de manera saludable. Los porridge de avena suelen ser una buena opción, pero la mayoría veces contienen mucho azúcar. Tostadas con hummus, muesli sin azúcar con leches vegetales son cada vez más habituales en muchos hoteles.

Remineralízate, Hidrata tu Cuerpo.

Beber agua y mantenerte hidratado es básico a la hora de controlar la alimentación y también el hambre. Si optamos por refrescos siempre es mejor elegirlos sin gas, sin alcohol y con el menos dulce posible.
Para que te sea práctico, y sobre todo cuando vayas a países donde hace mucho calor húmedo, es conveniente llevar alga nori tostada, así podremos machacarla sobre ensaladas, pasta, arroces…es muy útil para remineralizarnos (si sudamos mucho) y seguir con energía disfrutando de las vacaciones.

Elige Bien.

Cuando estamos de viaje comer comida casera es mucho más complicado, por lo que aprender a elegir en la carta de un restaurante es algo básico. Lo primero que habremos de escoger es el lugar en el que vamos a comer, por lo que, los sitios de comida rápida deberían quedar descartados. En cualquier otro tipo de local, la verdura a la plancha, al vapor o a la brasa siempre serán un acompañamiento mucho más saludable que unas patatas fritas. Ensaladas, cremas vegetales y pescados a la plancha son un plato principal cargado de nutrientes.

Disfruta de las vacaciones (o de salir fuera, por el motivo que sea) sin obsesionarte, pero teniendo en cuenta estos pequeños trucos que puedes incorporar a tus costumbres durante los días de ocio o viaje.

RECETA

Batido Rápido y Fresco de Physillium, Aloe Vera y Zumo de Manzana

Si puedes conseguir un poco zumo de manzana natural orgánico y sin azúcar durante las vacaciones, puedes hacer este sencillo batido por la noche. Es ideal para el estreñimiento y las buenas digestiones. Bébelo a media tarde o antes de la cena. Comprobarás los resultados.

RACIONES: 4 DIFICULTAD: Muy Fácil TIEMPO: 1 Minuto

(más un mínimo de 15 minutos para que se hidrate el physillium)

750 ML ZUMO DE MANZANA

1 CUCHARADA DE PHYSYLIUM

½ VASITO DE PULPA DE ALOE VERA ORGÁNICO

1 PIZCA DE SAL

1.Pon a remojo el zumo de manzana con el psysilium, para que se hidrate. Se formará un gel, pero al haber suficiente cantidad de zumo de manzana, apenas se notará.

2.Mezclamos el resto de los ingredientes con una cuchara y nos lo tomamos.

0