Post-Confinamiento

Revitalización después del Confinamiento

Han pasado un par de meses donde hemos estado todos (o la mayoría) dentro de nuestras casas sin tomar el sol, descuidando nuestros buenos hábitos.

Aunque todavía queda incertidumbre de cómo y cuando va a ser el post confinamiento, por si hay más brotes y demás. Sería bueno ponernos las pilas teniendo en cuenta también la época del año en la que estamos y nuestro estado de ánimo.

Es importante la revitalización después del confinamiento, para hacernos fuertes no sólo de posibles infecciones, sino porque la salud depende de múltiples factores, entre ellos de nuestro estado de ánimo.

revitalización después del confinamiento

Aunque parece que está de moda la higiene, la desinfección y la distancia social. La verdadera clave es el bienestar físico y mental interior que es lo que nos puede ayudar a crear defensas y a protegernos de este ambiente cada vez más contaminado.

Y esto no sólo por el virus (que siempre ha habido y habrá) sino por las radiaciones, polución, metales pesados y un largo etc.

Hacer ejercicio, alimentarnos bien y tener emociones positivas siempre ayuda a fortalecernos en todos los sentidos.

Es conveniente recordar ciertos pilares que no deben fallar en esta época de cambios y de confusión.

Alimentación Saludable Rica en Antioxidantes

Puede que el hecho de estar metidos dentro de casa, muchos trabajando y con toda la familia junta, nos haya hecho comer de manera desordenada y algunas veces con ansiedad.

Por ello, cabe recordar que hay que volver a los hábitos saludables que teníamos antes, como comer de manera sencilla con productos ecológicos y de proximidad.

Hacer un pequeño detox o limpieza por unos días estaría bien, dependiendo de las necesidades de cada uno/a.

Es bueno añadir a nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes, los que contienen vitamina C sobre todo. Por ejemplo, las hojas verdes de temporada y biológicos, son estupendos para añadirlos a tu dieta. Nos previenen del estrés oxidativo, y nos proveen de energía.

revitalización después del confinamiento

La importancia de la vitamina D

Durante un par de meses de confinamiento, muchas personas han tenido que estar encerradas en apartamentos pequeños, sin poder tomar la luz de sol.

La vitamina D se sintetiza a través de la piel tomando baños de sol y también por el intestino cuando ingerimos alimentos que la contienen. La vitamina D es necesaria para:

-La absorción del calcio. El calcio y el fósforo son dos minerales necesarios para tener una buena densidad ósea.

-Nos ayuda en nuestro sistema inmunitario: además de la importancia en la absorción del calcio, la Vitamina D ejerce un importante efecto en las defensas, como en la producción de Linfocitos B, Linfocitos T y Macrófagos.

-Interviene en la salud pulmonar y del sistema respiratorio en general.

Además de eso, varios estudios indican, la importancia de la vitamina D en la prevención de varios tipos de cáncer. Entre ellos el colorectal (como se puede leer en la American Cancer Research Institute). Sobre todo si se absorbe del sol y de los alimentos que lo contienen.

Por tanto, pasear al aire libre, en momentos del día en que los rayos de sol no son tan fuertes, como por ejemplo, a primera hora de la mañana o al atardecer es muy beneficioso para obtener esta importante vitamina.

Aparte de eso, hay varios alimentos que contienen vitamina D. Esta vitamina es liposoluble, por lo que se absorbe mejor si la ingerimos con algo lipídico (aceite o grasa).

Tienen alto contenido en vitamina D sobre todo alimentos de origen animal como el salmón salvaje, el atún y los huevos (yema) la contienen y los hongos en menor cantidad en alimentos de origen vegetal.

Ejercicio Físico, en contacto con la naturaleza

Respirar, llenarnos de aire paseando entre los árboles…son placeres que quizás muchos hemos echado de menos en esta época sumamente surrealista.

La energía de la primavera, para la Medicina Tradicional China, ascendente, llena de vida y de movimiento. Hemos tenido que parar a modo de hibernación, como si tuviésemos que volver para atrás en el invierno.

Por eso, y para recuperar el tiempo perdido, y para crear inmunidad, la necesaria para volver a convivir en sociedad, tenemos que hacer deporte suave, cada uno el que le vaya: paseos, bicicleta…

Envolviéndonos de la fuerza de la primavera y del sol, que como hemos dicho antes nos provee de vitaminas, nos hace absorber minerales y un largo etcétera.

0