La Artemisa

artemisa annua propiedades y usos

La Artemisa, Propiedades y Usos de una Planta Milenaria

Se sabe poco de esta planta tan apreciada en muchos lugares de África por sus muchos usos medicinales, especialmente para tratar la malaria. Se usa sobre todo para estimular la inmunidad y se aconseja para combatir infecciones.

artemisa annua propiedades y usos

La artemisa es un pequeño arbusto que tiene hojas de un sabor amargo intenso. Los japoneses la utilizan para reconstruir la sangre si ésta tiene parásitos. Es decir, combinan la artemisa con arroz dulce y hacen el “mochi”, un preparado para tratar las deficiencias de sangre, principalmente provocadas por parásitos intestinales.

También se utiliza esta planta para elaborar moxas (moxibustión), unos puros de artemisa que se queman para dar calor en puntos de acupuntura y shiatsu para tratar ciertos desequilibrios en el flujo de energía o qi (según la Medicina Tradicional China).

En Europa crece en caminos y a los bordes de las carreteras, y se utilizaba mucho antiguamente para hacer infusiones cuando había resfriados y catarros fuertes.

Cómo Plantar y Recolectar la Artemisa Annua

La Artemisa Annua se puede plantar directamente en la tierra, y si no tenemos un pequeño huerto donde plantarla, podemos tenerla en una maceta grande. Es muy agradecida, por lo que no es delicada para cultivar. Le puede dar directamente el sol sin que se estropee.

artemisa propiedades

Si está plantada en un tiesto, tienes que comprobar, cada dos o tres días, que la tierra no esté excesivamente seca, y regarla con un poco de agua sin que se encharque.

La planta florece en octubre que es cuando se recolecta, cuando las flores son todavía pequeñas. Se cuelga boca abajo y se seca.

Cómo Usarla

Varias empresas farmaceúticas están experimentando con esta planta para hacer medicamentos, pero la realidad es que tomada en infusión es el modo más efectivo y suave para nuestro cuerpo.

Es una planta muy potente por lo que no deberíamos usar más de 6 gramos al día. Puedes preparar una infusión de esta planta de la siguiente manera:

Pon una taza de agua a hervir en un cazo. Cuando esté a punto de hervir, a unos 80ºC, añade media ramita de artemisa (sólo las hojas) y puedes añadir también un poco de stevia natural para que no te resulte tan amarga (o regalíz si no tienes la tensión alta). En ese momento, apaga el fuego, tapa la cazuela y espera 5 minutos. Cuela  y ya esta lista para servir.

En caso de estar con medicación deberías de consultar a tu médico o terapeuta, porque esta planta podría interactuar con el uso de otras sustancias medicinales.

RECETA

ENSALADA DE ARTEMISA CON ALIÑO DE MENTA Y ALBAHACA

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.

0